sociedad y familia

¡ALERTA SOCIAL! Vuelven a Proponer Ley de Identidad de Género en Estados Unidos

La Izquierda Radical quiere forzar la inclusión de hombres transgénero en sociedad femenil, incluyendo el deporte, Martina Navratilova responde

Por Alex Backman

Definir lo que es una persona que se autoprtoclama ‘transgénero’, por más controversial que parezca, en realidad no lo es. Lo define perfectamente uno de los psiquiatras más destacados de los Estados Unidos. En el video que incrusto más abajo lo explico bien. Es de hecho ‘un meme patogénico’.

¿Por qué lo digo? Porque ahora resulta que en los Estados Unidos quieren incluir forzozamente a hombre que se someten a la tortura mental de mutilarse para parecer mujeres cuando biológicamente y verdaderamente no lo son, ni lo podrán ser. El ADN es inmutable en ese sentido. Hombre es hombre y seguirá por siempore siendo hombre. Mujer es mujer y seguirá siendo mujer. Es una asunto cromosomático. Es simplemente cómo Dios lo decidió. Te invito en ver el video y luego leer más abajo.

TRANSGENERACION: EXPERTO PONE A DESCANSAR LA CONFUSION DE GENERO | ALEX BACKMAN

El Dr. Paul McHugh., un doctor y psiquiatra prominente de los últimos 50 años ha salido y dicho lo que se estaba esperando desde hace mucho tiempo, que las ideas de ir en contra del diseño, uso y propósito natural de nuestros cuerpos con fines sexuales, es algo que recae en patologías mentales y no en algo genético como tanto alegan las personas que defienden falsamente el credo de que no son lo que nacieron ser en primer lugar; hombre o mujer.

Según un reporte del sitio Judicial Watch en inglés, los demócratas de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos han vuelto a introducir un proyecto de ley que convertiría a la «identidad de género» en una clase protegida según la ley federal de derechos civiles y obligaría a los hombres que se identifican como mujeres a ser tratados y aceptados como mujeres. Si la medida, conocida como la Ley de Igualdad (Equality Act en inglés), se convierte en ley, el impacto sería notable en varios sectores. Los hospitales y las compañías de seguros tendrían que proporcionar costosas terapias de reasignación de sexo, los empleadores y los trabajadores que no cumplan con las nuevas normas sexuales podrían perder sus empresas y empleos, y las mujeres podrán perder el acceso exclusivo a instalaciones solo para mujeres y deportes. El único requisito para la protección en virtud del proyecto de ley es una “identidad de género” autodeclarada.

En una declaración que celebraba la reintroducción de la Ley de Igualdad el mes pasado, la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo lo siguiente: «Para desmantelar la discriminación que socava nuestra democracia, debemos asegurarnos de que todos los estadounidenses, independientemente de su orientación sexual o identidad de género, sean tratados por igual ante la ley, no solo en el lugar de trabajo, pero también en la educación, la vivienda, el crédito, el servicio de jurado y las acomodaciones públicas». La congresista veterana de California afirma que la medida cuenta con un fuerte respaldo bipartidista, aunque dos republicanos que la apoyaron cuando se presentó por primera vez en el Congreso anterior ya no está en el cargo. Los legisladores Ileana Ros-Lehtinen, de Florida ya se retiró, y Scott Tayler, de Virginia, no logró ganar la reelección. Afortunadamente, es probable que el proyecto de ley encuentre una seria resistencia en el Senado de mayoría republicana y en la Casa Blanca.

Sin embargo, el movimiento transgénero se ha convertido en una guerra peligrosa para las mujeres y las niñas y la ley que flota en el Congreso será perjudicial para ambos. La Ley de Igualdad sería un revés para los derechos de las mujeres en varias áreas. A las mujeres estadounidenses se les quitará el alojamiento de un solo sexo en los baños públicos de varios puestos, en los refugios para casos de violencia doméstica o violación, centros de rehabilitación de drogas, cárceles, centros de detención juvenil, refugios para personas sin hogar, vestuarios o duchas grupales. Judicial Watch recientemente escribió sobre una ley separada que apunta a desalojar los refugios para mujeres que no permiten que los hombres transgénero se identifiquen como mujeres. La Ley de Igualdad va más allá al quitar el derecho de una mujer a que una persona del mismo sexo realice búsquedas de seguridad en su cuerpo, supervise las pruebas de drogas, maneje la atención médica íntima y supervise a los niños en los viajes nocturnos. Esto se debe a que el lenguaje en la ley propuesta reemplaza el sexo con identidad de género, abierto a la interpretación del reclamante, como una categoría protegida.

Esto sería especialmente dañino para las mujeres en áreas como los deportes competitivos. Una medida federal de décadas conocida como Título IX prohíbe la discriminación en todos los programas de educación financiados por el gobierno federal, incluidos los deportes. Asegura que los niños y niñas en la escuela primaria hasta la escuela secundaria y los hombres y las mujeres en la universidad tengan oportunidades deportivas. Si la Ley de Igualdad se aprueba, los hombres tendrán derecho a competir contra las mujeres, una atrocidad que incluso las mujeres y feministas más liberales rechazan. Entre ellos se encuentra la leyenda del tenis Martina Navratilova, 18 veces campeona de Grand Slam que se enfrentó a mucha discriminación por ser gay durante la cima de su carrera profesional de tenis en los años 80. «No puedes simplemente proclamarte mujer y ser capaz de competir contra las mujeres», dijo Navratilova. «Es una locura y es un engaño. Me complace dirigirme a una mujer transgénero en la forma que prefiera, pero no me gustaría competir contra ella. No sería justo «.

No puedes simplemente proclamarte mujer y ser capaz de competir contra las mujeres… Es una locura y es un engaño. Me complace dirigirme a una mujer transgénero en la forma que prefiera, pero no me gustaría competir contra ella. No sería justo «.- Martina Navatrilova , Tenista Profesional retirada

Un caso reciente de una escuela secundaria pública en Georgia apoya la evaluación del gran tenista. En una competición de atletismo, un atleta transgénero venció fácilmente a todas las hembras. La madre de uno de los atletas desmoralizados buscó ayuda en varios grupos de derechos de las mujeres, pero sus preocupaciones cayeron en oídos sordos. Una organización de mujeres de política pública conservadora en Washington DC ayudó a la madre a expresar sus preocupaciones al Congreso. En una carta al Comité Judicial de la Cámara de Representantes, la madre escribe lo siguiente:

“Decir que mi hija, al igual que las otras atletas, fue humillada y tuvo un sentimiento de derrotismo es una subestimación. En las palabras de mi hija, ‘¿Qué sentido tiene mamá? No podemos ganar’. Al escuchar esto, rompí mi corazón, para mi hija y para todas las atletas, que entrenan tan duro, pero no importa lo duro que trabajen y entrenen. nunca podrán vencer a un macho biológico. … ¿Qué estamos haciendo con nuestras niñas al obligarlas a competir con los machos biológicos?»

Concerned Women for America, el grupo que asistió a la madre de Georgia, realizó una extensa investigación sobre la Ley de Igualdad y recientemente publicó un documento que describe las peligrosas consecuencias de la medida para las mujeres y las niñas. Shea Garrison, la vicepresidenta de asuntos internacionales de la organización, dice que el proyecto de ley «redefine erróneamente la ley de derechos civiles» y «eleva los intereses de un grupo sobre otro». Académico de prestigio, el trabajo y la investigación de Garrison se centran en los intereses económicos y sociales de las mujeres.

VIDEO RECOMENDADO► De Transexual a Pastor Evangélico Arrepentido

Fuentes: Conciencia Radio, Judicial Watch y The Daily Beast

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios