AMLOciudad de méxicocoronaviruslopez obradormexicoMigraciónMigración ilegalNuevo Orden MundialSaludsociedad y familiatrumpvacunasvax mortis
Tendencia

La megamuerte de Wuhan llega a la Ciudad de México, cortesía de China y López-Gatell

Reporte: México está incinerando a los muertos a una "escala industrial" mientras la pandemia del Coronavirus del PCCh alcanza un número "asombroso" de muertos...

PCI - Protege Combate Inmuniza PCI INFLUENZA

Mientras, al estilo de China, López Obrador y López-Gatell lo encubren todo y dicen que ya se aplanó la curva, alegando una conspiración internacional en su contra

Opinión Editorial de Alex Backman @crnalexander

De Último Momento: México ya rebasó 5 mil muertes ‘oficiales’ por SARS-COV-2 según reportes oficiales de las Secretarías de Salud estatales. El conteo del gobierno federal tiene retrasos importantes, y sus datos no son reportados en tiempo real.

(CRN MAY 15 2020) Reminiscente de la película sudcoreana de 2015, The Flu (VIRUS en español) donde hay fosas comunes y crematorios masivos donde se incineran como en Auschwitz a los muertos por una pandemia que paraliza una de la ciudades principales de Corea del Sur, ahora, en México, la ficción se hace real mientras el gobierno federal a cargo de Andrés Manuel López Obrador miente sobre los números de infectados y muertos por el Coronavirus del Partido Comunista Chino (PCCh).

En enero y febrero, los reportes salidos del epicentro en Wuhan China parecían de una película de terror. Lamentablemente, narraban una realidad que nadie quisiera que pasara en su propia nación, la mortandad masiva de personas en poco tiempo. La megamuerte por la pandemia dejó terribles cicatrices en China. Según el multimillonario exiliado Miles Guo, la cifra fácilmente rebasa cientos de miles de muertos y millones de infectados tan solo en China, muy por arriba de la cifra oficial de los spindoctors en el Politburó del  Partido Comunista en Beijing.

Las imágenes y los horrores nos han marcado. A mí, como periodista, me han marcado, a todos los que nos tocó cubrir estos eventos en Wuhan, nos ha marcado profundamente. ¿Cómo olvidar los primeros días del brote en Wuhan, donde China ejecutaba a balazos a los infectados en las calles afuera de los hospitales con tal de ‘aplanar la curva’. ¿Cómo olvidar los hornos de cremación de las funerarias y hornos móviles que incineraban 24/7 por semanas continuas a los cadáveres? ¿Cómo borrar de la mente los ciudadanos chinos colapsándose como moscas en las calles sin que nadie los atendiera? ¿Cómo olvidar los atropellos del estado policiaco que tiene a los ciudadanos confinados sin agua y comida en sus domicilios.

Y ahora, en mi país de México, el mismo escenario se está manifestando, la megamuerte y el ocultamiento de los hechos por parte del Gobierno Federal y su spindoktor extraordinaire, el Dr. Hugo López-Gatell, actual Subsecretario de Salud de México, son cuestionables. López-Gatell, no nada más ha ocultado los muertos e infectados, ha sido tan cínico de salir todas las noches en televisión de manera jocosa para mentir de manera patológica, llegando incluso, el 5 de mayo, a anunciar que ya se había aplanado la curva en torno a la epidemia que avanza por el país.

López-Gatell, ha sido fuertemente criticado por mí, y por otros periodistas como Carlos Loret de Mola, entre otros en cuanto a su manejo alrededor de la pandemia. Su pasado muestra que fracasó en el manejo de la pandemia de la influenza H1N1 en 2009, donde fue removido del cargo por el entonces presidente Felipe Calderón por falsear datos.

Bueno, ahora, hasta matemáticos de la UNAM y científicos lo han señalado a él y su modelo centinela, como un modelo impreciso e ineficiente para proyecciones a futuro, poniendo los números reales de infectados y muertos en México en un factor de 31 a 50 veces más a lo que dice López-Gatell.

Ahora, para vergüenza del presidente López Obrador, quien ha sido expuesto por la prensa nacional e internacional en numerosos ocasiones en torno a la pandemia, ahora, un soplón oficial del Gobierno de México ha proporcionado detalles a la cadena inglesa, Sky News, donde pone en tela de juicio las actuales cifras que Claudia Scheinbaum (#CLASH), la actual gobernatriz de la Ciudad de México, entrega al Ejecutivo. Tal cual anuncié en CR NOTICIAS hace 2 semanas, que veía que la Ciudad de México se convertiría en la Wuhan de las Américas, lamentablemente, tenía razón. Los detalles y las comparaciones no se pueden ignorar ni ocultar tan fácilmente como en China donde fuimos testigos de cómo la policía secreta del PCCh iba a las casas de periodistas, médicos y ciudadanos que denunciaban lo que ocurría. Chinos que reportaban los hechos o expresaban su opinión por las redes sociales nacionales en videos o textos por WeChat que lograron ser fugados con el uso de VPNs al extranjero traspasando la ‘impenetrable’ Gran Muralla de Fuego digital —un nombre asignado al cortafuegos nacional que tiene China para controlar y suprimir toda la actividad que se transmite por Internet con la ayuda de Google—. Todo forma de represión de Jinping fue llevada a cabo con tal de mantener la ‘armonía social’. Las consecuencias de hablar más de la cuenta en el régimen comunista le ha costado la vida a incontables chinos quienes valientemente arriesgaron sus vidas para decirle al mundo lo que realmente ocurría en Wuhan. Los que no nos hemos dejado lavar del cerebro sabemos lo que realmente ocurrió en Wuhan.

Ciudad de México, la Wuhan de las Américas

Ahora, en la nueva Wuhan de las Américas, la Ciudad de México, las puertas de Mordor (de la muerte) se han abierto. México, según  está incinerando cadáveres «a escala industrial» mientras el gobierno mexicano le está mintiendo al mundo sobre la verdadera cantidad de muertos. Ramsay reporta que hay un retraso de hasta 3 días en los crematorios de la capital. Los cuerpos se siguen acumulando y la otra opción viable son funerales y entierros. Las imágenes muestran chimeneas con humo negro trabajando continuamente y cremando a los muertos a ‘nivel industrial’. Con reportes de fallas en los incineradores, el retraso en las cremaciones solo empeora.

Al igual que en Wuhan, los empleados de los crematorios —vestidos con trajes ‘hazmat’ para evitar ser infectados— trabajan bajo un nivel elevado de estrés día y noche entregando cadáveres a los crematorios en ataúdes de todo tipo para ser dispuestos.

La más reciente investigación de Sky News  a cargo del periodista veterano y corresponsal en jefe,  Stuart Ramsay, explica que la agencia de noticias «documentó cremaciones y funerales y obtuvo acceso a las morgues y almacenes llenos de cuerpos…» El gobierno afirma que la curva del virus se ha aplanado y que habría una caída dramática en las muertes relacionadas con el virus en los próximos días… Pero eso ha sido descartado por muchos que enfrentan la crisis como incorrectos».

Stuart Ramsay narra:

Un funcionario del gobierno, hablando bajo anonimato, confirma que las cifras oficiales de mortandad real están siendo subestimadas por un factor de al menos cinco.

Como parte de su investigación, Sky News ha recopilado cifras de mortandad y ha contactado o visitado docenas de hospitales, crematorios y funerarias.

Con la ayuda del personal, Sky News ha accedido a  múltiples morgues de hospitales y salas filmadas llenas de cuerpos en bolsas para cadáveres, acostadas en camillas o incluso apiladas en paletas de madera porque los refrigeradores de la morgue ya están llenos.

Actualmente hay un retraso de tres días para la cremación en todos los crematorios públicos de la ciudad… El humo negro se extiende sobre los cementerios a medida que los hornos están cremando a nivel industrial en la ciudad, pero los cuerpos no dejan de venir.

De hecho, los hornos simplemente no pueden hacer frente y hay informes regulares de averías que solo se suman al trabajo atrasado.

Si millones murieron en China… ¿cuántos morirán en México?

Según las estadísticas oficiales —las cuales han sido maquilladas para aparentar que se aplanó la curva—México reporta 45,032 infectados y 4,767 muertes (mayo 15 2020).  Periódicos internacionales han puesto la cifra de infectados en México en más de 700 mil. Y con un factor de mortandad de 10%, entonces podríamos estimar que ha habido 70 mil muertos hasta el momento. El hecho es que el crecimiento exponencial de infecciones y muertes en México es una realidad que está siendo ocultada por las autoridades, muy por arriba de lo reportado.

SKYNEWS logró contabilizar tan solo 600 cuerpos entrando a los crematorios de la ciudad de la muerte a cargo de Claudia Scheinbaum en solo un día. Al ser cuestionado sobre esto, el gobierno de López Obrador no ofreció una respuesta. Su silencio es evidencia de la complicidad en el ocultamiento de los muertos, aunado a las cifras exponenciales de violencia continua que sigue afectando al país, las cuales siguen en aumento, más que en ningún otro sexenio comparado, aunque él siga insistiendo que tiene ‘otros datos’.

Como podemos ver, las muertes en México siguen una curva de crecimiento explosivo y exponencial donde no se muestra absolutamente ningún tipo de «aplanamiento».  Claro, si no se hacen las pruebas, ¿cómo se van a obtener los datos? Peor aún, qué hay de los muertos que están siendo reportados por COVID cuando murieron por otra cosa? Y viceversa, ¿Qué hay de los que sí han muerto por COVID y los reportan como muertes no relacionadas como neumonías atípicas?

Por lo tanto, los datos ofrecidos por el gobierno federal de México no son confiables y por lo tantos altamente sospechosos. Es decir, el gobierno de México miente.

Como hemos advertido previamente, tanto México como Brasil están a punto de explotar con muertes por coronavirus en las próximas semanas y meses, ya que los gobiernos de ambas naciones han adoptado en gran medida un  enfoque de negación  de la pandemia.

Ejemplificando la irresponsabilid social e incredulidad sobre la peligrosidad del coronavirus, «Durante todo el proceso de identificación, ni el director ni el miembro de la familia usaron máscaras, guantes o gafas, aparentemente ajenos al peligro de exposición a un cadáver infectado», informa Sky News.  Esta descripción debería horrorizar a cualquier persona racional que comprende el factor extremo de transmisibilidad del coronavirus.

Un porcentaje considerable de los 30 millones de habitantes de la zona conurbada del Valle de México, una de las más pobladas del mundo, incluyendo la Ciudad de México, no creen que existe el virus. Las imágenes y comentarios de la gente pobre siempre son los mismos. Pronuncian erróneamente el nombre del virus, en ve de coronavirus, le llaman ‘cora’virus’ o ‘coranovirus’. Como reflejo  de su estado de ignorancia, el uso máscaras de protección N95 son una imposibilidad. Y tomar medidas de higiene extremas, si no hay ni siquiera agua en la Alcaldía Iztapalapa, crean las condiciones para una tormenta epidemiológica perfecta.

SKYNEWS ofrece otra descripción horripilante en su reportaje que le daría escalofríos a cualquiera:

“En otro hospital, nos llevaron a uno de los tres almacenes que, según los trabajadores, se usaron para guardar los cuerpos. Vimos cómo un trabajador de una funeraria tenía que recoger cadáveres apilados en una plataforma de madera para encontrar la etiqueta del cuerpo correcto que se le había ordenado sacar para la cremación.   Ninguna de las morgues temporales en los hospitales tienen refrigeración y los trabajadores confirmaron que todos los cuerpos eran considerados casos COVID-19.”

Esto lo vimos en Wuhan, y ahora lo estamos viendo en Tijuana, y en hospitales como el de La Perla en Ciudad Nezahualcóyotl al este de la Ciudad de México, también  en el Hospital General de Tláhuac, donde nos reportan que hay contenedores repletos de cadáveres sin ninguna refrigeración. Habitantes de la alcaldía Iztapalapa nos reportan que huele a muerte en el este de la ciudad. Que les recuerda al terremoto de 1985.

Ya está ocurriendo en México lo que advertimos desde marzo. México es la Wuhan de las Américas. Y todo gracias a las políticas reprobables de López Obrador y su gobierno socialista. Desde mandar un mensaje contradictorio y erróneo en cuanto a la peligrosidad del coronavirus SARS-COV-2 recomendando que los habitantes de México salieran a comer en restaurantes, que no pasaba nada, a tener la imprudencia criminal, como dijo López-Gatell, que el uso de máscaras N95 no son necesarias. Y ahora, para la vergüenza de los medios de comunicación de México, y para la vergüenza, en otra ridiculización para el gobierno de López Obrador, tenemos a la prensa extranjera, Sky News (aplausos por favor), en un reportaje donde nos describe una «tormenta perfecta» para la explosión de los casos de COVID-19 en un país fallido que simplemente no tiene la infraestructura moderna de atención médica debido a las políticas socialistas extremadamente austeras de AMLO para atender a los infectados y disponer correctamente de los cuerpos de las víctimas. Los recursos no son suficientes, son deficientes y ponen en riesgo a todos los habitantes de la ciudad, especialmente al personal sanitario y funerario.

La cultura mexicana también es un impedimento para cualquier tipo de clausuras o cierres coordinados o que se cumplan las medidas de distanciamiento social a corto y largo plazo. Como he dicho una y otra vez, tan solo este factor, el uso de máscaras N95, el distanciamiento social en el exterior,  y la aplicación de medidas de higiene como el constante lavado de manos, son suficientes para detener la pandemia. Esto ha sido demostrado científicamente. Casos de éxito incluyen Nueva Zelanda, Corea del Sur, Hong Kong y Taiwán. Estas naciones finalmente lograron tasas dramáticamente más bajas de hospitalizaciones y muertes. Y lo más sorprendente, no tuvieron que cerrar sus economías.

En México, gran parte de la economía de bajos salarios hace que la gente viva al día. Con una población de personas que no estudian ni trabajan (NINI) y que son mantenidos por el  estado en los programas de compra de votos por adelantado de López Obrador y su partido MORENA, las personas de escasos recursos o de muy bajos ingresos, quienes viven, no tanto en zonas rurales como se nos ha hecho pensar, sino en las afueras de las ciudades, como en el Valle de México convierten a México  en un escenario perfecto de mortandad masiva o megadeath.

Igualmente equivocado, la mera noción de mantener un bloqueo prolongado de las ciudades del país creando una parálisis económica es impensable. La devastación económica y la falta de implementación de políticas propuestas por el sector privado por parte del presidente López Obrador, ha creado, tan sólo en abril, la pérdida de más de 555 mil empleos formales. Es decir, empleos que cuentan con pago de seguro y otras prestaciones a sus empleados. Empleos formales, no informales. ¿Cuántos empleos informales existen que también han sufrido la misma suerte? La cifra debe oscilar en más del millón, fácilmente.

No podemos vislumbrar lockdowns prolongados en México. El coronavirus del PCCh seguirá su curso, infectando a todos a su paso, en gran medida sin impedimentos, matando y matando a más y más mexicanos. El virus seguirá su curso mutándose, adaptándose, estudiando a sus huéspedes en cada incubación para así matar con mayor eficacia.

El modelo Adams que estamos usando en CR NOTICIAS, arroja cifras similares a las calculadas por el diario El País, donde calcula más de 700 mil mexicanos infectados. El modelo Adams es exponencial y proyecta hasta 37 millones de mexicanos infectados y más de 358 mil muertos para el cierre del mes de mayo 2020.

Esto significa que en una nación de 130 millones de personas como México, si solo un tercio se infecta (aproximadamente 39 millones), con base en tasas de mortalidad por infección (IFR), muy conservadoras del 2%, podríamos tener 840,000 muertes en México  durante el próximo año. Más o menos a medida que el coronavirus se extiende por la población. Pero como ahora estamos tratando con una tasa de mortandad del 10%, la cifra podría ser 5 veces peor. Millones podrían morir. Más que en cualquier desastre o terremoto, guerra o desastre.

Si los hospitales se ven abrumados en cualquier momento durante las muertes pico, esa tasa de 2% podría dispararse a 10% o incluso más.  En efecto, podríamos estar viendo más de un millón de muertes en México  para el próximo año.

Como explica Ramsay:

La curva ascendente de la muerte parece haberse disparado, el servicio de salud no le puede hacer frente, el distanciamiento social, y mucho menos el encierro, se ignora en gran medida en la Ciudad de México.  Sin una vacuna o un milagro, el efecto sobre esta sociedad y esta ciudad podría ser completamente catastrófico.

La vacuna aparte, podría desencadenar en una serie de secuelas en la salud de millones que se la apliquen que de seguro serán silenciados, salvo las muertes por efectos adversos que rápidamente serán atribuidos al error humano, pero la santísima vacuna, ¡esa ni tocarla! Es un falso placebo que le venderán a los mexicanos. Y lo peor de todo es que será pagada con nuestros impuestos.

Y dado que ni siquiera existe una vacuna, y tal vez nunca  exista en una forma efectiva por más que alardean ya tenerla y que está en producción, México está comenzando apenas a confrontar al verdadero monstruo de esta catástrofe. Una catástrofe peor que cualquier terremoto o desastre natural, un virus no natural producto del Partido Comunista de China, conocido hoy como el CCP VIRUS.

La propagación exponencial y desmedida del coronavirus chino en México tendrá consecuencias catastróficas para el país, y sus vecinos de Centroamérica y América del Norte

Según cifras oficiales de México, el número de infecciones por coronavirus se  duplica aproximadamente cada dos semanas. Esto es mucho más lento que lo que se conoce ampliamente como una tasa de duplicación no mitigada de 3.5 días, pero sigue siendo un crecimiento exponencial. E incluso, si tomamos las cifras actuales del gobierno fracasado de López Obrador y les damos una pizca de credibilidad, significa que México verá una progresión más o menos así:

  • 1ro de junio: 80 mil infectados
  • 15 de junio: 160 mil infectados
  • 1ro de julio: 320 mil infectados
  • 15 de julio: 640 mil infectados
  • 1ro de agosto: 1.2 millones de infectados
  • 15 de agosto: 2.4 millones de infectados

…y así sucesivamente. Las matemáticas no demoran mucho en llegar a números astronómicos.  Lo que detuvo esta expansión exponencial en los Estados Unidos fueron las órdenes de cierre de emergencia o lockdowns durante la primera oleada.  Estas medidas de distanciamiento social interrumpió la replicación del virus, que se propaga de forma aérea, de boca en boca, de mano en mano, de superficie en superficie, especialmente en ambientes de aire compartido en interiores, y especialmente sin ventilación.

Es cierto, parece poco cómodo para México seguir tales prácticas de cierres masivos sin tener que desencadenar un colapso económico inmediato y catastrófico. Pero este ya sucedió. La economía globalizada lo hizo muy bien. Y las políticas de AMLO solamente cavaron el hoyo del déficit de desarrollo económico de México aún más. Cuando menos, antes de que llegara el agente del caos y masón comunista de Andrés Manuel López Obrador a darle al país la estocada final a México, había un crecimiento del PIB de más o menos 3%.

El mandatario, y ahora dictador de la nación, quien decidió militarizar toda la seguridad pública del país —no menos psicópata que sus antecesores a quienes tanto critica achacándoles todos los problemas actuales del país—fue traicionado por su subconsciente diciendo que el colapso económico producido por la pandemia le vino ‘como anillo al dedo’ para su sueño utópico de una 4ta transformación que dirige a México hacia una tiranía fascista.  No hay duda que López Obrador ha decidido tomar el sendero de la muerte, dejando que la población se infecte y reinfecte hasta alcanzar una supuesta «inmunidad de rebaño», aún si significa dejar que el Coronavirus de Wuhan, un arma biológica repotencializada por el Partido Comunista de China (PCCh) a cargo de su Secretario, Xi Jingping, arrase con la población civil y que los mexicanos seamos obligados a soportar brutalmente la muerte de millones de nosotros.

La mortandad masiva de mexicanos no se ha visto desde los tiempos de la Revolución de 1910 que dejó 3.2 millones de muertos. Esto que viene no debe ser descontextualizado y puesto en la interpretación de colectivistas de la izquierda. No, debe ser contextualizado entendiendo que la mala toma de decisiones por parte de López Obrador y su posterboy, su amado spindoktor, su super héroe, su perrito faldero, Hugo ‘open the gates of hell’ Gatell, a quien llamo de ahora en adelante Dr. Mordor, él y López abrieron aún más las puertas literales a Mordor, a la muerte, y ahora la muerte sigue avanzando mandando a más y más mexicanos a ya sea un descenso infernal o un acenso glorioso, eso sólo lo decide Jesús Cristo †, no ellos, ¡gracias a Dios!

Otro riesgo mayor, producto de la irresponsabilidades de las autoridades federales, es que al dejar salir de las cárceles a criminales en la amnistía al estilo chavista de Obrador, al dejar que miles de indigentes deambulen por la ciudad de la muerte, durmiendo en cajeros automáticos visiblemente infectados, ponen en riesgo de contagio al resto de los ciudadanos. Y si a eso le agregamos a los que apoyan a su falso mesías azteca, creyendo que no deben usar máscaras y que regresaremos pronto a ‘una nueva normalidad’ libres del ‘cora’virus’, estamos perdidos.

Y otro factor de riesgo mayor es que migrantes ilegales infectados en México propaguen el coronavirus por todo el país en sus migraciones hacia la frontera con Estados Unidos, y en caso de ingresar  al ‘vecino del norte’, llevarán consigo el coronavirus a las ciudades santuario de los Estados Unidos, un escenario que hará que la segunda y tercera oleada sean más difíciles de controlar y predecir.

Por lo tanto, por más que Trump trate de evitar que haya más brotes y rebrotes, si no detiene la migración de ilegales a su país, EE.UU. no estará a salvo del coronavirus hasta que se vea obligado a cerrar completamente su frontera con México para detener los flujos ilegales. Sí, la migración ilegal bajó diez veces con solo 14 mil ingresos ilegales recientes, pero, una vez que anuncie López que todo ha regresado a ‘la nueva normalidad’ empezarán las caravanas de Soros otra vez inundado a ambos países con ilegales y potenciales portadores del letal virus.

De manera injusta, los ciudadanos estadounidenses están siendo encerrados de manera totalitaria en sus domicilios sacrificando sus vidas, empleos y estudios, mientras que a ilegales se les permite pasearse libremente por los Estados Unidos, donde sin duda se les permitirá participar en los esquemas de votación de «fraude por correo» dirigidos por los demócratas en las elecciones de noviembre, mientras reciben salud gratuita y preferencia de un primer lugar en la fila al ingresar  a un hospital o clínica de salud. Y claro, si ya conocen las mañas, beneficiarse de ayudas económicas de los programas de rescate del gobierno durante la pandemia.

En este 2020, sin una protección fronteriza adecuada, si México es abrumado por el coronavirus, sería imposible que Estados Unidos pueda mantenerlo bajo control porque las nuevas infecciones se «insertarán» en los Estados Unidos a través de una frontera semidesprotegida y columnas imparables de ilegales infectados. Y eso podría resultar en más lockdowns de ciudadanos estadounidenses quienes ‘sin deberla ni temerla’ tendrán que someterse a controles extremos de ingeniería social (INGSOC) y abusos de un estado policial mientras los pobres migrantes gozan del American Dream.

En otras palabras, los lockdowns, se han convertido en armas sociales totalitarias para el control poblacional.

Por lo tanto, la libertad de los estadounidenses y de los mexicanos depende literalmente de desplegar a los militares a ambas fronteras, la de México y Estados Unidos y la de México con Guatemala para detener toda forma de migración ilegal y frenar los riesgos de contagio y transmisión.

Pero eso no está sucediendo.  En cambio, Trump se está preparando para desplegar el ejército de los EE.UU. para vacunar en masa a los estadounidenses como si fueran ganado. Y AMLO, bueno, esa historia ya la conocemos.

Estoy a favor de una libertad absoluta sustentada en derechos constitucionales. Si la sociedad de México y Estados Unidos entendieran cómo sí se puede detener esta pandemia, con el uso de máscaras N95, con medidas de higiene adecuadas, con un distanciamiento social responsable,  e importantemente, controlar todos los flujos migratorios, especialmente los ilegales, y también controlar el ingreso de viajeros para que sean sometidos a pruebas y cuarentenas voluntarias, la pandemia rápidamente se podrá controlar.

Nueva Zelanda es el ejemplo perfecto de ello. En contraste. Inglaterra, el peor ejemplo de ello.

Este video comparativo de MOMENTUM lo dice todo.

NZ vs UK COVID Response

The difference is shocking.

Posted by Momentum on Tuesday, May 5, 2020

Aunque creo que ya es demasiado tarde para México, esta es la lista de recomendaciones que el gobierno tuvo que haber aplicado o puede todavía aplicar hoy mismo para reabrir nuestra economía y evitar más muertes y más encierros injustos. Es tiempo de abrir nuestras economías de forma responsable y efectiva, y evitar la mayor cantidad de contagios y muertes posibles.

PASOS PARA DETENER UNA PANDEMIA

  1. Detener infecciones.
    Evitar viajes y turismo entrando y saliendo de tu país.
    Reingresos al país deben somenterse a cuarentenas voluntarias en sus domicilios.
    Máscaras para todos. Con o sin válvulas.
    Caso de éxito de contención del virus: Hong Kong.
  2. Mantener prácticas de higiene y distanciamiento social.
  3. Pruebas agresivas: Programa riguroso de pruebas para detectar casos.
    Pagar las pruebas para ver quién está infectado.
    Distribuir kits de prueba gratuitos a toda la población en farmacias.
    Casos exitosos de contención: Singapur, Nueva Zelanda, Hong Kong y Taiwán.
    ¡Que sea fácil, accesible y rápido!
  4. Rastreo riguroso de contactos.
    Pagar las pruebas para ver si están infectados.
    Pagar el tratamiento.
    Pagar por la cuarentena (+14 días).
    Poner en ‘cuarentena’ a todos los casos de contacto (+14 días).
  5. Tratar la enfermedad, recolectar y compartir los datos e información.
  6. Una comunicación clara, transparente y frecuente.
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Favor de desactivar tu AD BLOCKER.